Medio ambiente y salud

Profesor Titular Consulto de la Facultad de Derecho (UBA).

Incidencia del medio ambiente en la salud. “El hombre es a la vez obra y artífice del medio que lo rodea, el cual leda el sustento material y le brinda la oportunidad de desarrollarse intelectual, moral, social y espiritualmente” (Declaración de Estocolmo sobre el Medio Humano, 1972).

Proviene, está inserto, seprotege y desarrolla en ese medio que lo condiciona y condiciona su salud pero, recíprocamente, su acción condiciona y modifica ese medio.

Si bien lo hace para proteger y estimular su salud y la ajena también, lo hace para alcanzar otros fines que perjudican la salud ajena y aún la propia. Por eso combate vectores de daños a la salud, pero también daña a la salud mediante o a través del ambiente.

Recordemos que no solo incide sobre la salud el medio ambiente material, sino tambiénel espiritual, el cultural, el económico, el social, el psicológico, etcétera.

La misión cardinal del derecho de vivir honestamente, dar a cada uno lo suyo y no dañar al prójimo, se aplica al derecho a la salud que es natural, absoluto, perpetuo, en suma un derecho humano.

Hay normas jurídicas que para tutelar valores que se privilegian sobre la salud humana permiten el uso de cosas que pueden dañar esa salud e, incluso, autorizan armas letales entre seres humanos.

La ética y la razón marcan los límites.
 

Protección de la salud por medio delderecho ambiental. El derecho ambiental es la especialización jurídica que norma las relaciones jurídicas que inciden sobre protección de la salud frente al y aprovechando el medio ambiente.


Antigüedad de la tutela dela salud por elderecho ambiental. Ya el Antiguo Testamento, lo mismoque el culto a la Pachamama en nuestra América, el de Ki en Sumeria, Geaen Grecia, el de Ceres en Roma y las enseñanzas de Confucio y LaoTsé en el Antiguo Oriente, imponían conductas protectoras de la salud humana aprovechando el medio ambiente.

Las mias mas que albergaban las múltiplesl agunas, arroyos y cursos de agua que desbordaban después de cada lluvia, contribuyeron a propagar desde su fundación epidemias como las de viruela y tifoidea en 1605 y 1717, de sarampión en 1729, de disentería en 1810, 1812 y 1868, de escarlatina en 1853 y 1901, de cólera en 1867 y de fiebre amarilla en 1871.

La lucha contra esas epidemias explica la pléyade de médicos higienistas e ingenieros sanitarios que luce la Argentina.

Librándola se instalaron los primeros filtros para agua potable en Buenos Aires en 1868 mediante un servicio público, que continuó progresando hasta la actualidad.

Actuando sobre todo el país, el decreto del 6/3/1882 creó el Departamento Nacional de Higiene que organizó el médico higienista Eduardo Wilde.
 

Fuentes. Las fuentes de las normas del derecho ambiental que inciden sobre la salud son muchas:

  • Derecho Constitucional. La Constitución Nacional, CN, fija las bases del derecho argentino, atribuye funciones a los tres poderes y distribuye la competencia entre la Nación y las provincias.

Éstas conservan todo el poder no delegado al gobierno federal (art.121, CN), detentan el dominio originario de los recursos naturales de su territorio, entre ellos, los ambientales (art.125, CN), pero la Nación dicta los presupuestos mínimos de protección ambiental (art.41, CN).

El Congreso Nacional dicta los códigos Civil, Comercial, Penal, de Minería y del Trabajo y Seguridad Social, que no deben alterarlas jurisdicciones locales (art.75, inc.12, CN) y regla determinadas actividades.

Elartículo 41, CN, es un verdadero decálogo ambiental.Proclama el derecho de todos los habitantes al ambiente, les impone el deber de preservarlo, incorpora el principio del desarrollo duradero y la obligación prioritaria de recomponer el daño ambiental, encomienda al Estado proveera la protección del derecho al ambiente, la utilización racional de los recursos naturales, la preservación del patrimonio natural y cultural y la educación ambiental y prohíbe importar residuos peligrosos.

  • Derecho Internacional. Estederecho condiciona el ambiente argentino mediante tratados que prevalecen sobre la legislación interna, incluso la provincial (arts. 27 y 31, CN).

También norma los elementos del ambiente que se encuentran en más de un país, como ser un río, un lago, una cuenca, un mar, la atmósfera y las especies.

El crecimiento del derecho internacional ambiental es exponencial, lo que en gran parte puede atribuirse a la práctica de crear organismos facultados para proponer y aun emitir normas, algunas de las cuales crean, a su vez, nuevos centros de emisión de normas. Ello dificulta al obligado conocer la norma que debe obedecer y a la autoridad,la que debe hacer cumplir, lo cual entorpece su aplicación.

La Argentina adhirió a muchos tratados y la lista aumenta.

Habría que ir proveyendo a su codificación.

Participa entratados abiertos a todos los Estados, como el Reglamento Sanitario Internacional-2005 (RSI-2005)del 15/6/2007, el Protocolo de Cartagena sobre Bioseguridad (Montreal, 29/1/2000) de la Convención sobre Diversidad Biológicay el tratado Antártico (Washington, 1/12/1959), aprobado por la ley 15.802 del25/4/1961),en otros para la administración de cuencas con Brasil, Paraguay y Uruguay y hasta para la explotación minera conjunta en un tramo de la Cordillera con Chile.

También la Argentina adhirió a muchas declaraciones que no obstante su carácter no vinculante, son generalmente aceptadas como fuente alternativa de derecho.

El artículo 240 supedita el ejercicio de los derechos individuales sobre bienes a los derechos de incidencia colectiva, pero no los norma y el artículo 1.709 hace prevalecer a las normas indisponibles del Código y de la ley especial ambiental.

El artículo 1793 impone conductas para evitar molestias intolerables originadas en fundos vecinos y compensar el daño que causen.

Los artículos 10y 240 reprueban el ejercicio abusivo de los derechos individuales, lo que frena la invocación del ejercicio de un derecho para excusar una infracción ambiental.

  • Derecho Penal. El Código Penal (CP) no incrimina genéricamente las acciones y las omisiones perjudiciales para el ambiente, sino que su Título VII, Delitos contra la seguridad pública, castiga determinadas usurpaciones y daños que pueden recaer sobre el ambiente (arts.182/199) y su Capítulo IV, Delitos contra la salud pública, castiga el envenenamiento o adulteración de aguas potables, alimentos o medicinas, su venta, suministro, distribución o almacenamiento o de mercaderías peligrosas para la salud con fines de comercialización disimulando su carácter nocivo, la propagación de enfermedades peligrosas y contagiosas para las personas, la venta de sustancias medicinales sin la receta requerida, la violación de medidas de las autoridades, para impedir la introducción o propagación de epidemias o delas reglas establecidas por las leyes de policía sanitaria animal, el curanderismo y la producción o fabricación de sustancias medicinales en establecimientos no autorizados.
     
  • Derecho Laboral. La legislación laboral impone reglas de higiene para proteger al trabajador contra los daños que el medio pueda causarle. La ley 19.587 (21/4/1972) somete a reglamento las condiciones de higiene en el trabajo por cuenta ajena.

La ley 24.557 (modificada por ley 26.773) acuerda indemnizaciones por accidentes y enfermedades causadas por el medio en que el trabajador se desempeña.

El Código de Minería y un detallado reglamento (decreto 249/2007) norma la higiene laboralen las minas.

El convenio 187 de la Organización Internacional del Trabajo fija un marco para la seguridad y la salud en el trabajo (aprobado porla ley 26.694, B.O., del 26/8/2011).

  • Derecho de la Salud y de la Higiene. La legislación de la salud proviene de pluralidad y nivelesde fuentes.

Para afrontar esa dispersión, la Resolución 1673/2007 del Ministerio de Salud creó un banco digital de legislación de la salud al que se accede a través de Internet (www.legisalud.gov.ar).

Contiene prácticamente toda la reglamentación de sustancias y actividades que inciden sobre la salud e higiene humanas.

En ella lucen desde las antiguas leyes11.843 de Profilaxis de la peste; 12.107de la anquilostomiasis de1934; 12.331 de enfermedades venéreas de1936 y 12.317 y 12.732 que imponen la denuncia de la hidatidosis de 1941, hasta las más nuevas: 22.585 de prevención y lucha contra el paludismo de 1982 ;22.964 contra la lepra de 1983; 23.674 de profilaxis de la mujer RH negativo de 1989; 23.798, de lucha contra el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA) de1990; 26.369 de detección del estreptococo Grupo B Agalactiae a las embarazadas de 2008 y la 24.836 en materia de Salud Fronteriza de 1997.

Incluye también distintos Convenios sanitarios celebrados con otros países.

  • Derecho específicamente ambiental. Normas jurídicas dictadas por la Nación o las provincias, que se aplican específicamente a lo ambiental.

Además de las de presupuestos mínimos de protección ambiental que dicta la Nación y las Provincias pueden complementar.

En ellas se destaca la ley 25.675 general del ambiente de orden público, subsidiaria de la legislación específica sobre la materia, que define objetivos de la política ambiental nacional, sienta los principios básicos de prevención, precautorio, equidad intergeneracional, sustentabilidad, progresividad, responsabilidad, solidaridad y cooperación.

También establece un sistema de coordinación interjurisdiccional para el ordenamiento ambiental a través del Consejo Federal de Medio Ambiente.

Además, habilita la competencia judicial federal en casos dedegradación o contaminación en recursos ambientales interjurisdiccionales (art.7º).

El artículo 7º sigue el camino abierto en otros casos de daño ambiental por diversas leyes, como la Ley de Defensa Agrícola 3708 del 22/9/1898 (art. 20), la de Policía Sanitaria Animal del 5/10/1900 (arts.1º, inc. 3º, y 33), la de Defensa Agrícola 4863 del 28/9/1905 (arts. 9ºy 16), las de Policía Sanitaria Animal 15.945 del 2/11/1961 y 17.160 del 2/2/1967 y la de Residuos Peligrosos 24.051 del 18/12/1991.

En esos casos, sus autores y la doctrina fundaron esa atribución específica de la competencia federal en la facultad de reglar el comercio interprovincial e internacional que tiene el Congreso (actual art.75, inc. 13, CN).

Impone asimismo la evaluación del impacto ambiental, la participación del ciudadano, la obligación de informar, el seguro de cobertura de la recomposición del daño ambiental, la autogestión y los incentivos, la responsabilidad civil por daño ambiental de incidencia colectiva e, incluso, algunasnormas procesales.
 

Otras leyes de presupuestos mínimos de protección ambiental son:

  • La ley 25.612 de Gestión de residuos de origen industrial y de actividades de servicio. Coexiste con la ley 24.051 de residuos peligrosos de jurisdicción nacional.
  • La ley 25.916 para la Gestión Integral de los Residuos Domiciliarios.
  • La ley 25.670 para la gestión y eliminación de los PCBs (policlorobifenilos).
  • La ley 25.688 de gestión ambiental del agua.
  • La ley 26.331 para los bosques nativos.
  • La ley 26.562 sobre la eliminación de vegetación mediante fuego.
  • La ley 26.639 para la preservación de los glaciares y del ambiente periglacial.
  • La ley 26.815 de lucha contra incendios forestales y rurales.

La gestión del ambiente en la administración pública argentina. En el orden nacional, la gestión del ambiente compete al Ministerio de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable (Decreto 13/2015, art.23 septies).

La coordinación con la administración ambiental provincial incumbe al Consejo Federal de Medio Ambiente.

Funcionalmente tal gestión no es exclusiva, sino compartida con el resto de la administración nacional, siempre corresponsable de la protección del ambiente.

Por ejemplo, lo inherente a la salud de la población compete al Ministerio de Salud (Decreto 13/2015,art.23 ter) que entiende, por ejemplo, en:

  • a) Evaluación de las condiciones ambientales de determinados lugares.
  • b) Defensa sanitaria de fronteras, puertos, aeropuertos y de medios de transporte internacionales.
  • c) Policía sanitaria de determinados productos.
  • d) Tóxicos y riesgos químicos.
  • e) Vacunación e inmunizaciones.
  • f) Productos medicinales, biológicos, dietéticos, alimentos, insecticidas, drogas, de tocador, aguas minerales, hierbas medicinales, material e instrumental médico.
  • g) Estudios sobre epidemiología y bromatología.
     

La gestión internacional del ambiente.

1. Sistema de las Naciones Unidas. Sigue abriéndose camino gracias al estímulo que recibe de los pueblos.

Hasta la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente Humano (Estocolmo, 1972) la comunidad internacional fue creando organismos especializados, la mayoría de los cuales funciona dentro del sistema de las Naciones Unidas –FAO, Unesco, Organización Mundial de la Salud (OMS), Banco Mundial (BIRF), Fondo Monetario Internacional (FMI)– para afrontar problemas de la magnitud del hambre, la educación, la salud y las finanzas internacionales. Para dirimir controversias entre Estados, funciona la Corte Internacional de Justicia.

En 1972, cuando la ONU decidió afrontar el desafío ambiental, creó un Programa más, el PNUMA, cuya Secretaría Ejecutiva funciona en Nairobi, Kenia, demasiado lejos de los polos de poder mundial, como para poder influir en ellos.

La Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible Río+20, recomendó asegurar una coordinación efectiva entre diferentes organismos y organizaciones mundiales para el ambiente.

Acogiendo parcialmente la recomendación, la Resolución A/67/784 de la Asamblea General de las Naciones Unidas tomada a instancia de la Resolución 62/208 del propio Consejo de Gobierno del PNUMA, cambió su nombre e integración pero no sus funciones. El 23 de junio de 2016 seinició en Nairobi la primera Asamblea de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEA) con la participación de unos 1.300 representantes provenientes de 160 países.

El enfoque parcial de las acciones que desarrolla el sistema de las Naciones Unidas dificulta una acción integrada sobre el ambiente.

2.La gestión en otros organismos internacionales. Inciden sobre el ambiente también otros organismos internacionales como la OEA, que agrupa a toda América y el Mercado Común del Sur (Mercosur) que agrupa a la Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela, a la que se asociaron Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador y Perú. Su Tribunal Permanente de Revisión con sede en Asunción, dirimió varios litigios ambientales.
 

Bibliografía

BELLORIO CLABOT, Dino (2006). Tratado de derecho ambiental. Buenos Aires; Ed. Ad-Hoc.

BREIDE OBEID, Rafael Luis y otros (2005). Legislación Fundamental sobre Recursos Naturales y Ambiente Humano Sustentable. Buenos Aires: Ed. Gladius.

CAFFERATTA, Néstor (2015) Derecho Ambiental. Buenos Aires: Ed.Rubinzal-Culzoni.

CANO, Guillermo J. (1978). Política, Derecho y Administración Ambiental. Buenos Aires: Ed. Depalma.

FRANZA, Jorge A. (2005). Tratado de derecho ambiental. Buenos Aires: Ediciones Jurídicas.

LORENZETTI, Ricardo L. (2008). Teoría del Derecho Ambiental. Buenos Aires: Ed. La Ley.

RODRÍGUEZ, Carlos Aníbal (2007). La ley 25.675 General del Ambiente de la República Argentina. Buenos Aires: Lexis Nexis.

ROSSI, Alejandro (1995). La defensa supranacional del derecho a un ambiente sano, en Derechos Humanos- Buenos Aires: Ed. Fundación de  Derecho Administrativo.

VALLS, Mariana (1999). Derecho ambiental. Buenos Aires: Ed. Ciudad Argentina.

VALLS, Mario F. (2016). Recursos Naturales. Lineamientos de su Régimen Jurídico, 3a. ed.Buenos Aires: Ed. Abeledo-Perrot.

VALLS, Mario F. (2016). Derecho Ambiental, 3a. ed.Buenos Aires: Ed. Abeledo-Perrot.
 

-----------------------------------------------------------------
Recibido: 10/06/2016; Publicado: 03/2017