Ministerio de Salud recomienda realizar actividad física en todas las edades

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

Realizar una actividad física desde la niñez mejora la calidad de vida y previene enfermedades en la vida adulta. El sedentarismo es un problema creciente en la infancia a nivel global. En Argentina el 54,7% de los adultos son sedentarios.

Con motivo del Día Mundial de la Actividad Física, que se celebra el 6 de abril, y bajo el lema "Niño activo, adulto saludable", el Ministerio de Salud de la Nación recuerda a través del Programa Nacional de Lucha contra el Sedentarismo que adoptar un estilo de vida activo desde la infancia protege la salud, mejora el rendimiento escolar, enriquece las relaciones sociales y previene enfermedades.

Expertos en nutrición, deportes y educación, participarán mañana en una videoconferencia a través de la plataforma federal CiberSalud con el objetivo de promover acciones para reducir el sedentarismo, que podrá seguirse vía streaming a partir de las 15 hs por el link.

En Argentina, el 54,7 por ciento de los adultos es sedentario, es decir que no cumple 30 minutos de actividad física diarios, según la 3ra Encuesta Nacional de Factores de Riesgo (ENFR) realizada en 2013.

En la niñez el sedentarismo es un problema en aumento, según la Encuesta Mundial de Salud Escolar (EMSE), realizada en el país en 2012. Sólo el 16,7% cumple la recomendación de mantenerse físicamente activos 60 minutos por día. La mitad de la población en edad escolar pasa 3 o más horas sentados.

Además, la EMSE muestra una tendencia en aumento del sobrepeso pasando de 24,5 por ciento en 2007 a 28,6 por ciento en 2012. En ese mismo periodo, la obesidad aumentó de 4,4 por ciento a 5,9 por ciento. La obesidad infantil está asociada con una mayor probabilidad de obesidad en la vida adulta y mayores riesgos de sufrir dificultad respiratoria, fracturas e hipertensión, y presentan marcadores tempranos de enfermedad cardiovascular y resistencia a la insulina, además de mayores riesgos de muerte prematura y discapacidad en la edad adulta.

En todas las edades, llevar un estilo de vida activo permite mejorar significativamente la salud, mucho más si se lo acompaña con una alimentación saludable y se abandona el consumo de tabaco. Los chicos en edad escolar tienen que sumar al menos 60 minutos diarios de actividad física, mientras que en adultos la recomendación es un mínimo de 30 minutos diarios.

Los estilos de vida sedentarios constituyen una de las diez primeras causas de mortalidad, morbilidad y discapacidad. Algunas enfermedades como la obesidad, la diabetes, ciertos tipos de cáncer y las enfermedades cardiovasculares, entre otras, están relacionadas con la baja o nula realización de actividad física.