En el Día Mundial del asma

Salud presentó el Protocolo de Orientación para el diagnóstico y manejo del asma en adultos

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

El objetivo del nuevo material de orientación es proveer a los equipos de salud una herramienta para contribuir a mejorar la detección y manejo del asma en el primer nivel de atención.

En el Día Mundial del Asma, el Ministerio de Salud de la Nación presentó el Protocolo de Orientación para el Diagnóstico y Manejo del Asma en Adultos desarrollado por el Programa Nacional de Enfermedades Respiratorias Crónicas con el propósito de contribuir a disminuir la morbilidad y mortalidad de la mencionada enfermedad a partir de la orientación en su detección, manejo y tratamiento ambulatorio.

La directora de Promoción de la Salud y Control de Enfermedades No Transmisibles, Marta Angueira, presentó el nuevo material través del espacio de Cibersalud en comunicación directa con centros de salud de todo el territorio nacional.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cerca de 4 millones de personas mueren anualmente por enfermedades respiratorias crónicas, por lo que constituye la tercer causa de muerte a nivel global, después de las enfermedades cardiovasculares y el cáncer.

En Argentina se estima que alrededor de 4 millones de personas tienen asma y que esta enfermedad ocasiona más de 400 muertes anuales y más de 15.000 hospitalizaciones por año en hospitales públicos de todo el país. El 10% de las muertes por asma ocurren en población de entre 5 a 39 años.

Según los datos aportados por la Primera Encuesta Nacional de Prevalencia de Asma en Adultos, realizada en nuestro país entre el 2014 y el 2015, en la Argentina se estima una prevalencia de enfermos de asma del 6 % en la franja predominante de entre 20 y 44 años, lo que implica una proporción importante de la población.

El Protocolo está disponible aquí, para ser consultado por todo el equipo de salud

La presentación se realizó en el marco del Día Mundial del Asma, promovido por la Global Initiative for Asthma (GINA), que se celebra el primer martes de mayo de cada año para concienciar a la población de las cargas que supone dicha enfermedad a quien la padece y de la posibilidad de tenerla bajo control, llevando una vida saludable y sin limitaciones.