Cuidados de invierno

Ministerio de Salud recuerda medidas de prevención para disminuir enfermedades respiratorias

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

La incorporación de hábitos sencillos como el lavado frecuente de manos, estornudar con el pliegue del codo y mantener la lactancia materna contribuyen a la disminución de la transmisión de los virus respiratorios.

Ante la llegada del invierno y la  circulación de virus respiratorios que afectan la salud de personas de todas las edades, el Ministerio de Salud de la Nación recuerda a la población la importancia de adoptar medidas de prevención simples y efectivas como el lavado frecuente de manos, la ventilación de ambientes, el mantenimiento de la lactancia materna y toser o estornudar cubriéndose la boca con el pliegue del codo ya que contribuyen a la disminución de la transmisión de esos virus.

Además, desde la cartera sanitaria nacional se recuerda que aquellas personas que pertenezcan a los grupos de riesgo aun están a tiempo de vacunarse gratuitamente contra la gripe en los hospitales y centros de salud públicos de todo el país para así  evitar complicaciones y muertes.

Durante el invierno circulan distintos virus que producen enfermedades respiratorias entre las que se cuentan la bronquiolitis –que afecta principalmente a niños pequeños y lactantes–; la enfermedad tipo influenza  o gripe; las infecciones respiratorias agudas graves  y las neumonías.

Es importante que cuando los niños experimenten síntomas como fiebre, mocos o dificultad para respirar concurran a la consulta médica y si los bebés enfermos se encuentran decaídos y rechazan el alimento; respiran aceleradamente, con ronquidos o silbidos y se les hunde el pecho al respirar se debe acudir de manera urgente al centro de salud.

Medidas de prevención que ayudan a mantener alejadas las infecciones respiratorias

  • Alimentar a los bebés exclusivamente con lactancia materna hasta los 6 meses, agregando a partir de esa edad alimentos complementarios adecuados.
  • Aplicar a los niños todas las vacunas del Calendario Nacional.
  • Evitar el contacto de los niños con personas afectadas por enfermedades respiratorias.
  • Lavarse frecuentemente las manos, sobre todo antes y después de ir al baño, preparar comida o cambiarle los pañales al bebé.
  • Cuidar el aire interior de las viviendas, evitando el humo de cigarrillo o de leña, y ventilando las habitaciones donde hay brasas o una llama (porque producen un gas venenoso, el Monóxido de Carbono, que no se ve ni tiene olor).
  • Cuidar la casa de la humedad, evitando que se junte vapor en los ambientes para que no se desarrollen bacterias o moho.