Las leyes de control del tabaco que prohíben fumar en espacios públicos y privados reducen las internaciones por infartos

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

2013-07-24 estudio-ferranteInvestigadores del Ministerio de Salud de la Nación estudiaron la reducción de las internaciones por infartos derivadas de las prohibiciones de fumar en espacios cerrados establecidas por las respectivas leyes de control de tabaco.

 

En la provincia de Santa Fe en 2005, año anterior a la implementación de la ley, se produjeron 1.612 internaciones por infartos; en cambio, en el año siguiente, hubo 1277 ingresos, lo que implicó una reducción de más del 20% en el número de hospitalizaciones por enfermedades coronarias.

La disminución de las internaciones por infartos fue notablemente menor en la Ciudad de Buenos Aires. En 2005, año anterior a la implementación de la ley, los ingresos fueron 1699 mientras que en el 2007 fueron 1608, lo que se tradujo en una disminución del 5 % de las hospitalizaciones.

La legislación santafesina que estableció la prohibición total de fumar en todos los espacios públicos y privados cerrados del territorio provincial –afirma el estudio- generó una reducción significativa en el número de ingresos hospitalarios por infartos. En cambio, el carácter parcialmente restrictivo de la ley de la Ciudad de Buenos Aires -que permitió la existencia de zonas para fumadores en bares, restaurantes y otros sitios cerrados públicos- fue la razón del escaso descenso de los ingresos hospitalarios por eventos coronarios.

El grado de restricción que las respectivas leyes otorgaron a los ambientes libres de humo de tabaco fue un factor decisivo en los resultados alcanzados. La investigación corroboró los hallazgos de otros estudios llevados a cabo en diferentes países que han demostrado que sólo las legislaciones totalmente restrictivas protegen de los diferentes riesgos para la salud que genera la exposición al humo de tabaco ajeno.

La Ley Nacional de Control del Tabaco (26.687)

Esta ley, reglamentada el 29 de mayo de 2013, establece la prohibición de fumar en todos los espacios cerrados de uso público o privado tales como escuelas, servicios de salud, casinos, bingos, boliches, bares, restaurantes, teatros, museos, bibliotecas, transporte público, estadios cubiertos y lugares de trabajo públicos y privados. Sólo exceptúa de la prohibición patios, terrazas, balcones y demás áreas al aire libre.
El estudio de los investigadores argentinos afirmó -sobre la base de los resultados obtenidos- que la efectivización de la ley nacional de control del tabaco evitará alrededor de 4.000 ingresos por infartos, ya en el primer año de vigencia.
El cumplimiento efectivo de la ley requiere no sólo el compromiso de legisladores, decisores, equipos de salud sino también la defensa por parte de toda la ciudadanía en cada uno de los espacios cotidianos -hogares, automóviles, sitios de trabajo y estudio- del derecho a vivir libres de la exposición al humo de tabaco.

Buenos Aires, 22 de julio de 2013
Coordinación General de Información Pública y Comunicación
Ministerio de Salud de la Nación
Tel.: (011) 4379 – 9038 / Correo electrónico: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla