Efectos en la salud de las embarazadas no fumadoras

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

Hace tiempo que existe evidencia de que la exposición de las embarazadas al humo de tabaco ambiental puede ocasionarles problemas en el embarazo y trastornos al recién nacido. El informe del Cirujano General de los Estados Unidos de 2006 determina que existe evidencia suficiente de que la exposición de las no fumadoras al humo de tabaco se asocia con recién nacidos de bajo peso. Además plantea que existe evidencia sugestiva de que la exposición al humo de tabaco ambiental se asocia también con parto prematuro. Estudios más recientes agregan a esto un mayor riesgo de malformaciones congénitas, de cabeza más pequeña y de muerte fetal.


En función de estos datos, es muy importante que la embarazada trascurra su embarazo en lugares libres de humo, particularmente su hogar y su lugar de trabajo, si lo tiene.

 

Recuerde que las 7000 sustancias tóxicas pasan a través de la puerta y quedan pegadas por días a alfombras, cortinas, muebles, etc. Por esta razón, SOLO los ambientes 100% libres de humo protegen la salud de la embarazada.