Tabaco y mascotas

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

La exposición al humo de tabaco ambiental no solo afecta la salud de los seres humanos sino que también ha demostrado afectar la salud de las mascotas que conviven con fumadores. Hace años que se sabe que la exposición de las mascotas al humo del tabaco se asocia con enfermedades como cáncer de pulmón y cáncer nasal, linfomas, alergias, enfermedades del ojo y de la piel y problemas respiratorios.

Las mascotas también pueden ingerir los filtros de los cigarrillos e intoxicarse con nicotina. Se estima que la dosis tóxica de nicotina en las mascotas es de 1-2 mg por kilo de peso y que la dosis letal es de 8 mg.1Por ejemplo, un perro de 18 kg se enfermaría al comer un cigarrillo pero debería comer 11 para morir envenenado.· Los síntomas de intoxicación por nicotina incluyen entre otros, vómitos, diarrea, irritabilidad, excitación, temblores, conductas raras. Por esto· es fundamental NO dejar al alcance de sus mascotas ninguna clase de tabaco (cigarrillos, cigarros, pipas, etc).

Una investigación llevada a cabo en Estados Unidos entre 3.300 dueños de mascotas, muestra que entre los que fumaban, uno de cada cuatro (28,4%) dijo que dejaría de fumar si supiera que el humo afecta a sus mascotas. El 8,7% afirmó que si supieran del daño, pedirían a sus parejas fumadoras que dejaran de fumar. Y uno de cada siete fumadores (14%) dijo que pediría a sus parejas que fumaran fuera de la casa.